coaching deportivo - refuerzo positivo

Refuerzo positivo y coaching deportivo

En el ámbito deportivo y en el ámbito empresarial estamos acostumbrados a ver al entrenador o jefe abroncando a sus deportistas o trabajadores cuando han hecho algo mal. Sin embargo, el refuerzo positivo aplicado al coaching deportivo y al empresarial puede ser una técnica mucho mejor de motivación.

No cabe duda de que cuando alguien hace algo mal hay que decírselo. Dentro del ámbito deportivo no comentar con el deportista aquello que está haciendo mal puede tener importantes consecuencias como que éste no alcance las metas que se ha propuesto.

Señalar los aspectos negativos es importante, pero también lo es el refuerzo positivo, pero ¿en qué consiste?

En realidad el refuerzo positivo es algo tan simple como decirle a la gente que lo está haciendo bien.

En general estamos poco habituados a que se nos felicite por nuestro esfuerzo y demasiado acostumbrados a que se nos sancione cuando nos equivocamos. Precisamente por ello el refuerzo positivo causa un gran impacto en la motivación del deportista si se usa en el coaching deportivo o en el trabajador si lo usamos en el ámbito empresarial.

Si estamos atentos a nuestro entorno podemos darnos cuenta de que la figura del refuerzo positivo es cada vez más empleada. En cualquier partido de la Liga podemos ver al entrenador abroncando a sus jugadores cuando algo no sale bien, pero también felicitándolos (en el campo y en la posterior rueda de prensa) cuando se hace algo bien.

El refuerzo positivo es en definitiva una actividad muy simple, que no nos cuesta nada, pero que puede ser una importante fuente de motivación para quien recibe el elogio por su esfuerzo y trabajo.

Así que la próxima vez que veas a alguien esforzándose por conseguir una meta, no dudes en felicitarlo. Su motivación te lo agradecerá.