coaching deportivo - niños

Coaching deportivo: Fomentar los hábitos deportivos entre los más pequeños

La educación física ha ido perdiendo importancia de forma gradual dentro del curriculum escolar de niños y adolescentes. A día de hoy colegios e institutos apenas dedican un par de horas a la semana a que cada clase realice actividad física, cosa que nos preocupa a los expertos de coaching deportivo

La falta de actividad física en el ámbito educativo se agrava además en el ámbito doméstico y es que los niños de la generación actual son cada vez más pasivos. Videoconsolas y móviles han restado horas de juego en la calle y actividad física.

Está demostrado que la falta de actividad física puede causar graves problemas de salud a esos niños y niñas que serán los hombres y mujeres del mañana, siendo la obesidad una de las consecuencias más visibles de esa falta de actividad.

Sin embargo, inculcar el amor por el deporte a los niños no es algo difícil ya que el espíritu de divertirse e incluso de competir con otros es algo innato a ellos.

A la hora de practicar actividad física con los más pequeños de la casa es conveniente que si no tienen muy claro que es lo que les gusta prueben con deportes de diverso tipo, adaptados siempre a sus condiciones físicas y a su edad.

Si el niño/a encuentra un deporte que le gusta y le resulta divertido la práctica deportiva se integrará en su vida diaria como una actividad más y nunca supondrá para ellos una carga.

Las generaciones más jóvenes pasan un gran número de horas dedicadas al estudio y a actividades extraescolares. Incluir actividad física en su rutina diaria es una manera de mejorar su rendimiento físico, pero también mental y es que no debemos olvidar que la práctica de deporte segrega endorfinas, la conocida como hormona de la felicidad.

Si no sabes qué hacer para integrar la práctica deportiva en la vida de tus hijos o quieres despertar el interés de los mismos en el deporte y no lo consigues, puedes probar con el coaching deportivo.

Movernos más es la clave para estar más sanos, la salud de tus hijos te lo agradecerá.