nutrición deportiva

¿Improvisas lo que comes o te nutres?

La alimentación de un deportista

En este artículo vamos a tratar un tema un poco delicado: la nutrición deportiva. Y digo delicado porque, a día de hoy, la religión y la política han dejado de ser temas tabú para dejar paso a la nutrición.

Puedes hablar durante una comida familiar de practicar budismo y tu suegro decir que refiere ir a misa y todos tan amigos. Puedes decirle que comulgas con las ideas de izquierdas y él con las de derechas y echaros unas risas. En cambio, dile en esa comida que no coma tanto pan y te habrás ganado un enemigo. Y es que el tema en sí, lo estamos haciendo más peliagudo de lo que parece.

¿Por qué? por las diferentes corrientes alimentarias que existen: vegetarianos, crudiveganos, dieta de la zona, paleodieta, …todo ello está creando más que confusión a la persona de a pie sobre qué es lo más conveniente comer. 

Empezando por el principio, recuerda algo importante por si lees libros, documentos, revistas, etc. No es lo mismo una persona que haga algún deporte que una persona que sea sedentaria. Ni tampoco, una persona que entrene cinco días a la semana que otra que entrene dos.

 

La importancia de la nutrción deportiva

La nutrición deportiva es una rama especializada de la nutrición aplicada a las personas que practican deportes intensos como pueden ser la halterofilia, el culturismo o fitness; aquellos que requieren esfuerzos prolongados en el tiempo lo que se denomina deportes de resistencia, como por ejemplo: corredores de maratón, ciclismo o triatlón. Dependiendo de los objetivos finales del deporte realizado y de sus entrenamientos, la nutrición hace hincapié en unos u otros alimentos; por ejemplo, en el culturismo, son más importantes los alimentos proteicos que favorezcan la hipertrofia muscular (incremento de la masa muscular). En cambio en los deportes aeróbicos, como puede ser el ciclismo, son importantes aquellos alimentos que favorezcan el esfuerzo energético prolongado como la ingesta de alimento con glúcidos. Otro deporte que requiere de la nutrición deportiva es el Rugby, deporte de contacto y desgaste físico, aquel que juega al Rugby y tiene desgaste físico más de tres veces a la semana debe tomar más de 3 litros de agua por día para tener ventajas en el deporte.

La nutrición deportiva cubre todos ciclos del deporte: el descanso, la fase activa y la de recuperación. Los alimentos que se incluyen en una dieta deportiva atienden a tres objetivos básicos: proporcionan energía, proporcionan material para el fortalecimiento y reparación de los tejidos, mantienen y regulan el metabolismo. No existe una dieta general para los deportistas, cada deporte tiene unas demandas especiales y una nutrición específica.

Tanto si practicas deporte como si no, tanto si entrenas mucho como si lo haces poco, o si no tienes problemas en comer proteína animal como si eres de alguna corriente que prefiere frutas y verduras. Lo mejor que puedes hacer es consultar a un especialista en ello. Hay personas que van al médico de cabecera a consultarle estas cuestiones pero has de saber que un médico durante sus estudios universitarios tratan lo justo de nutrición -y menos aún de nutrición deportiva-. Los especialistas de hoy son los nutricionistas y los nutricionistas deportivos y si ya es un problema de salud y prefieres que te trate un médico, entonces consulta a un endocrinólogo -preparados para hacer tratamientos para los problemas hormonales, metabólicos y nutricionales-.

Igual como a Usain Bolt no le puede ayudar un entrenador de fútbol, no dejes que sea tu vecino de mesa el que te diga lo que tienes que comer. Ve a un experto y consúltale, no es tan caro y te puede ayudar mucho en tener una vida completa, saludable y llena de energía y vitalidad.

La preparación física, de táctica y estrategia, mental y nutricional no la han de llevar revistas sensacionalistas ni personas que lo saben todo desde el sillón de su casa, la han de llevar expertos en sus materias.

¡Limits Away!